Turingia como centro económico

Turingia prosigue actualmente con su tradición como emplazamiento de fuertes industrias, en el centro de Alemania y de Europa. Se mantiene el programa de fomento y estructuración de la economía que comenzó en 1990 por medio de una serie de empresas de tamaño medio muy sólidas, así como con la participación de inversores de procedencia nacional e internacional. Hoy el emplazamiento económico de Turingia se caracteriza por sus industrias, muy diversificadas, que van desde la tecnología alimentaria, pasando por la automoción, hasta sectores de alta tecnología, como la biotecnología y la optoelectrónica, con actividades muy competentes y una economía de servicios que crece más cada día.

El motor del crecimiento, desde hace años ya, son las industrias manufactureras, cuyo valor añadido bruto ha crecido durante los últimos años hasta prácticamente duplicarse. Respecto a los niveles de 1991, el avance es aún mayor, puesto que se ha multiplicado por más de 4. El porcentaje de industrias manufactureras y transformadoras en la economía de la región supera con claridad el promedio de los estados federados que formaban la RDA y poco a poco se acerca con un 24 % aprox. a la media de los estados federados del oeste de Alemania. 
Concretamente la industria ocupa un lugar destacado actualmente a la cabeza de diversos indicadores. Si comparamos los distintos estados federados o länder, nos encontramos con que Turingia tiene, tras el estado federado de Baden-Württemberg, la mayor densidad de empresas. Por cada 100 000 habitantes hay registradas 79 empresas. Si nos fijamos en la industria, Turingia es la región líder entre los estados federados de la antigua RDA (con 64 empleados en la industria por cada 1000 habitantes).